viernes, 11 de diciembre de 2015

Desenfreno




No encuentro las bragas. Las busco debajo de la cama y entre las prendas que han quedado abrazadas a otras prendas extrañas en el suelo, pero no aparecen. Tampoco entre las sábanas, ni en el aseo.

Me ducho. Pero yo llevaba bragas, de eso estoy segura.

Oye tú, ¿no serás un fetichista, no? No, no, por nada.

Pues si se las quiere quedar, que se las quede. Aunque si lo llego a saber me hubiera puesto otras, que las braguitas dichosas me costaron una pasta.

Lo he pasado muy bien. Te llamo otro día.

Anda, mira dónde estaban. Sí que lo llamaré otro día, sí.


Un nuevo #viernescreativo, de la mano de Fernando Vicente y esta ilustración de Petites Luxures