lunes, 20 de octubre de 2014

Fe



Esperó hasta dormirse y soñó con otra Navidad igual a todas las anteriores; adornada con las risas de los niños y perfumada con espumillón dorado. Una de esas Navidades que coleccionaba año tras año, como fotografías, en las que solo cambiaba la estatura de los hijos, y después de los nietos. Soñó con el abrigo de los villancicos, se llenó de viandas la mesa y llegó a sentir el contacto de una mano.

Despertó cobijado en la oscuridad del cuarto. Solo. Y apretando los puños, rezó, por primera vez en su vida, para que el dios de ella le llevará también a su lado.


Otro granito de arena para REC. Frase de inicio "Esperó hasta dormirse y soñó con otra Navidad". Imagen de internet.