miércoles, 2 de abril de 2014

Juego de niños




Luego cruzó el pasillo, bajó al sótano y mató al prisionero sin darnos tiempo a reaccionar. Algunos corrieron escaleras abajo para certificar con la vista lo que ya sabían de oídas. Una de las chicas volvió a subir, descompuesta, y vomitó en la alfombra.

El resto, poco curiosos o muy cobardes, ni nos movimos de la silla. En nuestro interior sabíamos que tarde o temprano uno de nosotros ocuparía el lugar del prisionero y que ninguno de los que allí estábamos se arriesgaría a correr hasta el sótano y gritar “por mí y por todos mis compañeros”.

Mi participación en REC de esta semana. Frase de inicio "Luego cruzó el pasillo, bajó al sótano y mató al prisionero"